martes, 27 de enero de 2009

Si la economía liberal es maravillosa, ¿Por qué la sociedad es una mierda?

Hay libros estupendos que cuentan por qué debería funcionar bien un sistema económico liberal. Y son realmente buenos, de verdad. Y no mienten. Lo que cuentan es la traducción a palabras de lo que los teóricos de la economía encuentran con sus ecuaciones. Sin embargo, hay cuatro motivos fundamentales por los que estos libros no describen la sociedad:
1.- El más obvio: La teoría no es más que teoría.
2.- Suponen que se respetan perfectamente las reglas del juego (podríamos decir, que se respetan las leyes). Por ejemplo, suponen que hay libre competencia.
3.- Pasan por alto los "pequeños detalles". Por ejemplo, una descripción de cómo la oferta se equilibra ella solita con la demanda: "si en una ciudad hay demasiados panaderos, el precio del pan bajará. Esto hará que algunos panaderos prefieran cambiar a otro negocio más lucrativo, con lo que el número de panaderos bajará hasta que esté acorde con la demanda". Esto es completamente cierto, pero si lo pensamos implica que un cierto número de panaderos se quedan sin trabajo. Lo que mirado de lejos por un economista es un proceso normal y saludable, mirado de cerca puede ser una buena putada para algunas personas.
4.- Suponen el estado estacionario. Esto es algo que sólo sospecho, porque no sé nada de economía. Pero en Física pasa mucho. Uno tiene un modelo que es un verdadero infierno, no hay quien lo entienda. Entonces, uno considera lo que pasa en estado estacionario, que equivale a decir que "nada cambia nunca". Y resulta que todo se simplifica una barbaridad. Me da la impresión de que lo que nos cuentan es este estado estacionario. Que es una buena forma de entender las cosas, pero no es lo que pasa día a día.

2 comentarios:

Gustavo dijo...

Creo que estreno los comentarios en este blog así que lo voy a hacer pidiendo más post. ¡¡Más... necesitamos más artículos de esa mente privilegiada tuya!!!

norbertino dijo...

Soy un privilegiado mecanismo del engranaje capitalista, el empleado asalariado. Me parece que el enunciado se basa en una premisa falsa, incierta, falaz. Por que tendría la economía liberal de crear una sociedad maravillosa,utópica o simplemente decente? Es que no es suficiente con que me haga rico?
¡¡Oompa loompa willy wonka!!
Acaso no era una bosta la sociedad en los países socialistas? No vivíamos como ratas en la edad del trueque? No resultaba insulsa la vida antes del propio concepto de economía?
¡¡Por el rabo de $atán!!
Lo que pretendo significar con esta serie de preguntas retóricas, plenas de sabor socrático, es que probablemente los sistemas económicos no tengan como fin nada. De hecho no creo que tengan un fin concreto más allá del propio mantenimiento de sus principales valedores. Éste se mantiene hasta que llega un grupo de personas que aporta un sistema que les resulta más propicio, y al tiempo, tienen la capacidad para lograr sustituir a la élite que fomentaba el sistema previo. Mientras los demás, la sociedad, nos adaptamos.